23Agosto2017

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

SENER topa con pared en pueblo zoques

Tiene 23 años que fundé Péndulo de Chiapas. En ese tiempo acaba de reventar el levantamiento zapatista y los ojos del mundo estaban puestos sobre nosotros. Hoy, 23 años después, el pueblo zoque está en pie de lucha contra los contratos que están otorgando a las empresas extranjeras por parte de la Secretaría de Energía (Sener) para la exploración y extracción de hidrocarburos en su territorio. Es, nada más y nada menos, que la ronda 2.2. en las que se encuentran inmersos los municipios de Reforma, Chapultenango, Ixtacomitán, Francisco León y Tecpatán.
Mientras que las comunidades zoques organizan protestas en las calles y recolectan firmas en oposición a la entrada de los proyectos, los presidentes municipales parecen estar siendo alcanzados por el peso económico de los poderes fácticos. El neoliberalismo, a fin de cuentas, es ese pulpo que extiende los brazos para succionar lo que le conviene. 
Las cifras que manejan en la inversión para esta ronda es enorme: se habla de más de 330 millones de dólares, un equivalente a 6 mil 221 millones 919 mil pesos en ambos bloques de dicha ronda. Lo que se ha dicho es que pretenden extraer 437.8 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de estos bloques. Sin embargo, algo están pasando por alto: están en territorio zoque y no se han dignado a realizar una consulta que, cabe recordar, es de carácter obligatorio. Según publicaron ayer los diarios nacionales El Financiero y La Nación: “De las 12 áreas contractuales incluidas en la Ronda 2.2, sólo la 10 y 11 corresponden a territorios en comunidades indígenas, por lo que la Sener está obligada a realizar una consulta previa, libre e informada como parte de la Reforma Energética”.
Sin embargo, la soberbia del gobierna federal los hace olvidar que no es tan fácil penetrar en lo ejidos. Los tiempos han cambiado y los campesinos, indígenas y ejidatarios han despertado. Así, el proceso ya comenzó, pero en distintos ejidos y comunidades le han negado la entrada al personal de la Sener. Varios ejidos se han opuesto y en algunos hasta han corrido a los funcionarios. Los ejidatarios han sido claros al señalar que lo primero que deben priorizar es la unidad y que no van a ceder ni un centímetro a esta intentona de despojos.
Según se ha dicho es “La Candelaria” la única comunidad donde la población ha decidido formalmente participar en el proceso de consulta, por lo que funcionarios de Sener han convocado al menos a tres reuniones. Pero, éstas han fracasado. La convocatoria no ha sido la esperada. De los 260 habitantes apenas si 12 y 14 personas han acudido a las reuniones, factor que marca que no hay ningún ejido, de los cinco municipios involucrados, que haya pensado siquiera en respaldar la intentona de despojo de la federación.
El rechazo hacia los proyectos caminan en dos vértices: el primero es el desconocimiento. En Chapultenango, según se ha dicho, que  los pobladores  no saben en qué consisten los proyectos. Ese distanciamiento propiciado por la apatía de la Sener detonó en una autoconsulta donde todos están de acuerdo en manifestar su rechazo. El segundo es que los pobladores tienen memoria y tachan de mentirosos a los políticos, al grado de lo que vimos en Tecpatán, donde el edil se coludió y recibió dinero asegurando que todo pasaría como cuchillo en mantequilla, pero se equivocó. Ahora Tecpatán es municipio dividido. No olvidemos que el 13 de febrero pasado, en una protesta contra el alcalde, la Presidencia Municipal fue tomada y quemada.
Hoy, se sabe que la Sener tiene hasta el 14 de junio para presentar los resultados de la consulta, misma que no se ha dado. Por su parte, las comunidades tienen la certeza legal de que no se contemplarán estas áreas sin ello. Pero hemos visto cómo se las gastan y de qué son capaces. De presos políticos están llenas las prisiones en México, un país que también es una enorme fosa y un hilo de sangre que no se detiene. ¡Hasta mañana!