24Junio2017

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Recibirá Medalla Bellas Artes el escenógrafo Alejandro Luna

 
Recordó que se formó en Arquitectura y en Filosofía y Letras de la UNAM y trabajé ahí mucho tiempo haciendo teatro. Luego llegó al INBA a dar clases en la Escuela Nacional de Arte Teatral, fue Coordinador Nacional de Teatro durante tres año
éxico, DF.- El próximo miércoles, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes se entregará la Medalla Bellas Artes al escenógrafo e iluminador Alejandro Luna, a quien se reconoce así sus aportaciones al arte escénico mexicano, pero también a la docencia y la academia.
“Me da mucho gusto recibir la Medalla Bellas Artes”, afirmó Luna, quien es considerado el más importante escenógrafo de la segunda mitad del siglo XX y del siglo XXI en México, para quien es importante este homenaje pues gran parte de su carrera ha estado ligada a Bellas Artes.
 “He hecho muchas escenografías para espectáculos de teatro, ópera y danza con el INBA, de tal forma que gran parte de mi carrera está ligada a Bellas Artes. Por eso me enorgullece que me otorgue su Medalla, la más preciada para nosotros los artistas”, dijo en declaraciones a esa institución.
Alejandro Luna es originario de la Ciudad de México (1939). Arquitecto por la UNAM y escenógrafo e iluminador teatral por vocación; estudió Arte Dramático con Enrique Ruelas y Fernando Wagner, y escenografía con Antonio López Mancera y Justino Fernández. Luego se especializó en la Universidad de Harvard.
Orgulloso, Luna exclamó: “Esta Medalla no la suelto por nada”, no obstante, reconoció que su trabajo es fundamentalmente colectivo, “pues en la escenografía trabajan muchas personas... con todos ellos he trabajado y reconozco en cada uno un gran apoyo a mi carrera. Al reconocerme a mí, se reconoce ese trabajo colectivo y todos son parte de esta Medalla”, aseguró.
Al inicio de su carrera, Alejandro Luna participó en el Teatro Estudiantil Preparatoriano, donde comenzó a apostarle a la experimentación con espacios, texturas y elementos, así como en el Teatro Estudiantil Universitario con los grupos de la Facultad de Filosofía y Letras y de Ingeniería de la UNAM, donde colaboró con el director Eduardo García Máynez en “La petición de mano”, de Antón Chéjov, en 1958.
De ahí en adelante realizó escenografía e iluminación para más de 200 obras teatrales y 20 óperas, tanto en México, Estados Unidos, Asia y Europa.